''La Alegría del Amor'' 

19 de Noviembre 2019
''La Alegría del Amor''
A+ A-

10 de noviembre... Hermanos, ¡con cuánta razón el Papa Francisco nos invita a la alegría!

 

Su primera carta a la Iglesia, año 2013, la llamó “La Alegría del Evangelio”. Su mensaje a las familias, año 2016, lo llamó “La Alegría del Amor”. Su llamado a la santidad en el mundo actual, año 2018, lo llamó “Alegraos y regocijaos”.

Sí, lo nuestro es la alegría, porque lo nuestro es la Resurrección, la Vida en plenitud. Esta es la enseñanza de la Palabra en este domingo: Nuestro Dios, “no es Dios de muertos sino de vivos: porque para él todos están vivos”.

En el camino de la vida, nos acompaña una aspiración permanente a la trascendencia, a la inmortalidad. La certeza de nuestra resurrección radica en Cristo resucitado. Si él murió para hacernos hijos de Dios y darnos vida nueva por su Espíritu, esta vida no puede ser perecedera, sino definitiva y eterna.

Más aún, gracias al Bautismo, participamos ya tanto de la muerte como de la resurrección del Señor. San Pablo lo expresa así: “Ustedes – los bautizados – considérense muertos al pecado y vivos para Dios en Cristo Jesús” (Romanos 6, 11).

He ahí la razón de nuestra alegría. El bautizado en Cristo tiene en sí la semilla de la eternidad; es una persona llamada a la vida nueva en Dios mediante una muerte diaria y continua al hombre viejo, pecador, insolidario y caduco, hasta dar alcance a la meta de la liberación final que es la vida en plenitud.

Ánimo, entonces. Vivamos, no como muertos, sometidos al poder del mal, sino como resucitados, haciendo el bien a todos, sirviendo con disponibilidad, amando a nuestros hermanos.

 

Mons. Álvaro Vidales.

Desarrollo por San Pablo Multimedia